Por qué odio la escuela y amo la educación

hola

Hace unos dias, @makelita una profesora de Ciutat de Palma pedía ayuda en twitter:

El vídeo en cuestión lleva por título: “¿Por qué odio la escuela y amo la educación?” y lo puedes ver aquí.
Se me ocurrieron 3 puntos a dejar claros a cualquier chico que se deje “engatusar” por un video con buen diseño gráfico, ritmo de rap, música emocional de fondo y un argumentario confuso como si lo hubiera redactado el jefe de prensa del Gobierno de España.

1. El chico dice que las estadísticas afirman que no es necesario estudiar para tener éxito, y a continuación enumera varios famosos existosos como Steve Jobs. Fail. Las estadísticas no son 4 personajes famosos. Las estadísticas dicen lo contrario.  Que haya un hombre con bigote que tiene una camisa de oro no quiere decir que si te dejas bigote tengas la opción de comprar una. Es el efecto anclaje que @dreig describe en su blog El Caparazón.

2. El chico del video tiene un vocabulario rico y variado. Se expresa muy bien. Ha estudiado. Un chico que no termina la ESO no tiene ese vocabulario. Puedes aprender por tu cuenta sí, pero adquirir conocimiento sin ir a la escuela requiere una dosis extra de pasión con la que hay que contar ¿Quien no quiere ir a la escuela cuenta con esa pasión?. Si no vas a la escuela, no te vas a  expresar como él. Que no te engañen.

3.  En la parte final del video, tras varias afirmaciones incongruentes como que el dueño de Kentacky Fried Chicken fue educado para ello, llega el colofón final: Nuestros ídolos los deportistas y sus marcas. Y comienza una narración épica sobre una falta de David Beckham y Adidas.  El éxito fácil que transmiten los deportistas de éxito refleja poco el esfuerzo que han tenido que hacer durante años. Nos hacen creer que nosotros también podemos. Y no es así. He conocido deportistas que no han resistido el nivel de exigencia que supone el deporte de alto rendimiento. Los que lo han resistido, han sido buenos estudiantes. Las competencias personales necesarias en el deporte también lo son para los estudios. El esfuerzo que han tenido que hacer está más cerca del esfuerzo exigido en los centros educativos que el que refleja jugar una partida de FIFA o comprarse unas Adidas.

En definitiva, hay que relativizar el odio y el amor. En la escuela encontrarás quien te ayude en tu camino. El chut de David Beckham no te va a ser útil, ni es educación… por mucho que lo ames.

 

Publicado en: educaciòn escolar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>